mayo 01, 2007

Maldición

Maldita la suerte que he tenido que correr por estas horas de fuerte incertidumbre y fuerte dolor. El miedo se hace grande en esta habitación y aquellos brazos que calmarían el dolor ya no quieren abrazar, ya no quieren calmar. Soy yo la causa de su furia y él la causa del dolor. Siembro goterones de sal y todo nubla la razón, el deber en la cama queda olvidado, la cordura se pierde en el aire y la única fuerza está aquí escribiéndose letra a letra. Pero la maldita amargura y la maldita sangre corren en la pared, la maldición lanzada pesa sobre el corazón, pero pesan también las palabras de odio y de repudio.
¿Cómo es posible que quienes han sido dos sean capaces de odiar de tal forma? ¿Cómo es posible que se quede todo en nada?
Conjuré su suerte en dos palabras de muerte, dos frases odiadas y arrebatadas del espíritu violento que habita en mí. No soy en este instante un cuerpo apaciguado, soy ira y rabia, y tristeza la consecuencia de mi rabia. No eres mi amante en este instante, eres mi juez sentenciador a muerte, mi crucificador, el silencio que tanto odio, eres el sepultador.
Soy todo tu mal, quizás. ¿Acabar con el mal?
Como dejar que esta maldita hora rompa las cientos de horas que viven y valen, como dejar que las cartas ardan en la hoguera del olvido.
Mas cuesta creer, aunque lo deseo, mas cuesta el no dolor, aunque lo deseo, y cuesta no oírte, aunque lo deseo.

2 comentarios:

Cinthya dijo...

mmm... no sé cuán útil pueda ser esto, pero confieso que me sucede algo parecido... amo mil al sujeto y en dos segundos puedo llegar a sentir un odio profundo por una idiotez dicha o cometida... Parece que estas dos emosiones no pueden ir separadas, porque no me pasa con nadie más... cuando es tan fuerte todo y sobretodo cuando llevas tanto tiempo juntos, todo se intensifica al máximo. la bipolaridad acompaña necesariamente al exceso de amorodio por el otro... cuando me pasó este finde pensé que era una muy mala mujer... luego te leí a tí ¿será algo normal? besos y fuerza

Julieta Urbana dijo...

Excelente descripción de lo que estás sintiendo. No sé que más decir.
Son casi las siete de la mañana y pasé de largo haciendo trabajos. Mi cerebro no es capaz de procesar un comment como la gente.


saludos!!