junio 14, 2007

El Fútbol y la Alegría

Mientras cantaba “Y dale alegría, alegría a mi corazón, es lo único que te pido al menos hoy”, con lluvia, viento y ramas que se volaban, me tomó por sorpresa el comentario de un amigo acerca del origen de dicha canción de Fito Paéz.
Sabes que esa canción es para Maradona. Qué, como es posible que tan bella y sencilla canción se haya escrito por la idiota razón de un gol, de un tipo que hacía millones de goles.
Reconozco mi profunda decepción.
Y luego, rabia y desazón ante el funesto descubrimiento porque no me contenté con la afirmación, sino que me metí al Google para ver si era verdad o solo una alucinación.
Sí, efectivamente la Alegría para Fito descansa en la promesa de un gol, en los 90 minutos que dura un peloteo de allá para acá.
Jamás he entendido esa pasión que puede provocar el fútbol y no sólo en los hombres (aunque mayoritariamente sí) sino también en las chicas que prefieren quedarse pegadas al CDF o darse una vuelta riesgosa al estadio que ir al mall.
A mi me carga el fútbol, pero no por el fútbol en sí. Lo que me parece detestable son sus efectos: el embobamiento que puede producir ver a unos tipos corriendo tras la pelota o el hecho de estar llorando porque pierden un gol, llorando porque pierden un partido, llorando porque el ídolo se jaló toda la coca y está al borde de una intoxicación.
¿Y así dicen que los hombres no lloran? ¡Por favor!
Y más aun, cómo eso te puede alegría, o sea momentánea sí, pero de ahí a que se te vayan las penas y el dolor, como dice Fito. No, eso definitivamente no me lo trago. Yo me acuerdo de la dicha enorme que tuvo mi viejo cuando el Colo ganó la Libertadores en el 91; fue tanta su alegría que nos llevó a todas sus mujeres (mamá-hermanas-yo) a la Plaza Italia porque tenemos que celebrar de Arica a Magallanes por Colo Colo ejemplo de valor. Tanto duró su alegría y la de todos los choferes de taxi o micro que tuvimos que volver a pie desde la Plaza Italia hasta Quinta Normal (y no es en el Parque, es mucho más lejos) y al otro día tuve que ir al colegio igual, con dolor de pies y sueño.
¡Qué alegría, no! Desde entonces he visto uno que otro partido de la Selección, pero no me da ni pena ni alegría. Ganen o pierdan, me da igual.
Ahora, cómo entiendo que para algunas personas esto sea una cosa trascendental que pueden llegar a matar al del bando contrario, como ese barrista de la Garra que se envalentonó cuchillo en mano con otro en un partido. ¿Eso es pasión?
Quizás tenga que leer los dos tomos de Cosas del Fútbol que escribió Francisco Mouat para ver si algo llego a comprender de lo que por ahí pasa o se vive (porque el fútbol se vive)
Aunque debo reconocer que tiene su comidillo bastante entretenido para ver por las mañanas: porque el fútbol ya no les compete únicamente a los periodistas deportivos, sino también a los de farándula. Ahora ya no nos contentamos con ver cuántos goles hacen, sino también con los goles que hacen en ‘otras canchas’. Y eso es deportivo por acá.
A mi me da prurito el fútbol, me da espanto cuando coinciden mi cuñado y mi novio algún domingo porque se vuelven unos verdaderos idiotas insoportables. Y qué me importa si expulsaron al no se quien, si la pierna está bien en la casa, si le puso los cuernos con el delantero, si está con tarjeta roja porque es gorreado, si se recuperaron al final del partido, que es lo más grande see, see…y dale, y dale…dale, dale, dale..(Con esa voz gutural, que no es la del chileno, obvio).
Basta por favor, basta de fútbol. Por favor!
Fito, en qué pensabas cuando escribiste esa canción para Diego. De verdad creíste que eso es la alegría, de verdad lo sentiste. Dale alegría a mi corazón y que no sea esa la razón.

6 comentarios:

galgata dijo...

Pucha!!! También se me echo a perder la canción a mí ahora!!!
En todo caso, si te consuela, una vez en una fiesta un tipo con aires de galán (que podría haber calificado como galán directamente si no hubiera hecho lo que contaré)me dedicó "LA MANO DE DIOS". Luego la bailó como si fuera la mejor declaración de amor de la Tierra (lo que tal vez para él lo era).
!!!!!!!!!!!!!!!!!
Sin comentarios.

pd: "La mano de Dios" es esa canción típica escrita para Maradona que termina diciendo "Te quiero, Diego"

F. Balart dijo...

Hey!
¿Cómo te contacto? ¿Te acuerdas que hace tiempo escribí un artículo sobre la sexualidad en la PUC? El cuento es que un consejero territorial de ingeniería estaba trabajando con Salud UC, le comenté el tema y se reunió con ellos. Sorpresivamente estaban interesados y nos pidieron una propuesta. Ya hice un borrador, pensaba que Sebastián Carrizo y tú podrían ayudarme a que la propuesta quedara buena, y firmar los 3. Así va a quedar mejor y tiene más peso si es "multi-carrera". Mándame un mail si te interesa! fxbalart en gmail.com

Suerte, FB

Natalia dijo...

omitiré los comentarios obvios que quizás nos son obvios y serán comentados en persona en nuestra próxima junta. En fin, a mi me gusta mucho Fito y tb me carga el fútbol, pero para buscarle el sentido que el 'autor' le quiso dar, me imagino que por algo Fito no menciona a Maradona, para dejarlo más libre a la interpretación, como todo buen artista.Así que no sufras, que si a él le gusta el fútbol...por algo será, su música es otra cosa, esperemos. jajaja

Esteban dijo...

A mi me gusta el fútbol. Y me frustra no haber tenido talento para la pelota. Más aún cuando mi propio padre jugó fútbol profesionalmente. Pero al menos en lo teórico del fútbol me manejo (soy un xico de la teoría al parecer).
Pero tampoco vibro así de pasiones extremas por el fútbol. Creo que mi acercamiento es bastante peculiar. Me pasa que en Chile carezco de un equipo del cual soy hincha. Sin embargo, siempre deseo que campeonen los equipos "menores", en especial si son de provincia. Huachipato, Deportes Concepción, Unión La Calera. Incluyamos a Cobreloa (el único grande de provincia) y a Audax Italiano (cerrandole el hocico a todos los grandes). Me fascinó ver a Santiago Wanderers campeón el 2001. Me estimuló el campeonato del 2005 de Unión Española. Pero jamás he llorado ni me ha cambiado un día o la vida algún resultado. Incluso, a veces gozo con un resultado masoquista (la goleada sufrida en la Copa América a manos de Brasil, merecíamos tocar fondo para poder mejorar REALMENTE). Me dolió ver la derrota con Argentina en la Sub20, pero no me martiricé ni pasé mala noche.
De paso: perdimos por culpa de Adriana Barrientos.
Odio que el fútbol capte todos los recursos.
Pero ¿qué tiene el fútbol que furoriza? La masividad. Y, no en las metrópolis, la identidad en juego. Todo Murcia alucinando con el ascenso del Murcia (original nombre) a primera. Mismo año: todo Murcia llorando la venta del Ciudad de Murcia al Granada 74. Todo La Calera y todo Quillota conmovidos en los duelos de ambos equipos. Es una cultura popular, una cultura inocente, una cultura que me conmueve. Y que apoyo. Como Robin Hood FC.

I.A. [ighoralarcón] dijo...

Pasión de las multitudes que no conocen otra cosa por la mediocre gama de cosas que se nos ofrecen comunicacionalmente, es rapidamente digerible, y por lo general las penas se pasan de un fin de semana al otro cuando tu equipo pierde, siempre tienes la sensacion a la mano del "no importa, el proximo nos desquitamos".
Ahora, creo que más debería gustarte Fito y su canción. Si logró que te involucraras emocionalmente con una canción que le hizo a algo que tanto detestas, es para bien no?...

Si bien en lo personal disfruto del fuchibol, soy mas bien de pasión tuerca, no tengo un auto enchulado (ni lo tendré), pero no me pierdo carrera de Formula uno o de Moto GP,¿qué diantres es eso?... da lo mismo, son metales con ruedas que corren a gran velocidad.

Bueno llegué acá porque me hizo mucha gracia leer en el blog de la Natalia, que por primera vez estás de acuerdo conmigo... no sé si será bueno o malo, pero fue chistoso leer que alguien está por primera vez de acuerdo conmigo sin tener idea de que antes no.

y para despedirme, entre ir al estadio, ver un partido televisado, ir al mall, ver tele temprano (farandula) o escuchar alguna canción hecha para "el Diego", prefiero quedarme durmiendo, de preferencia abrazado en buena compañia ;)

saludos!

Julieta Urbana dijo...

Mi papá tiene un defecto bien particular: no es de ningún equipo específico, por lo tanto ve TODOS los partidos que puede. Más encima, en la noche ve los goles en las noticias, tiene CDF y más encima ve el programa del 13, donde sale o salía el guatón Schiapacasse...

Es que no se puede...

Oye niña, te agrego a mis links.


Saludos!!